Desde 1.975 se vienen celebrando en el CENSYRA de Badajoz las pruebas de valoración genética funcional de machos retintos. A partir de 1.995 éstas pruebas se integran en el esquema de selección de esta raza, sumándose a estas pruebas el Centro Experimental agrícola Ganadero de Jerez de la Frontera (Cádiz).

Acceden a esta fase aquellos animales que habiendo sido valorados en la fase anterior cumplan los siguientes requisitos:

  • Ser hijo de vaca con índice de selección positivo.
  • Haber superado con resultado positivo la primera fase del esquema de selección, es decir, la valoración al destete en explotación.
  • No presentar defectos morfológicos apreciables y encontrarse dentro del estándar racial.
  • No presentar anomalías cromosómicas.censyra080430-0567
  • Presentar confirmación de paternidad.

Los animales a su entrada en el centro de testaje pasan un periodo de adaptación que oscila entre 21 y 28 días. A continuación comienza el periodo de prueba que dura 140 días, durante el cual se realizan los siguientes controles:

  • Al inicio de las pruebas: peso vivo y medida de la circunferencia escrotal.
  • Cada 28 días: Peso vivo.
  • Cada 56 días: Medida de la circunferencia escrotal.
  • Al final de la prueba: Peso vivo, circunferencia escrotal y medidas zoométricas y calificación morfológica.

La valoración genética en ésta fase se efectúa mediante un índice sintético de selección que incluye el peso a los 12 meses, la ganancia media diaria en el periodo de prueba, la valoración morfológica y la medida de la circunferencia escrotal a los 12 meses. Para la estimación del índice se tienen en cuenta los parámetros genéticos de heredabilidad y correlaciones genéticas entre caracteres y los coeficientes de ponderación económica estimados en esta raza.

Descargar Protocolo para las pruebas de valoración individual (PDF, 136KB)