Se flexibiliza el movimiento de animales de las explotaciones afectadas por tuberculosis.
Gracias a la colaboración entre el Ministerio y la Junta de Extremadura se ha alcanzado un consenso que garantiza los intereses de los ganaderos y una mejora de la sanidad animal.