Iniciamos el año 2007 con un cierto optimismo superadas ya las dificultades derivadas de la lengua azul y con buenos precios y estables. La bonanza no podía durar mucho. La importante baja de precios del vacuno, la desmesurada subida de los precios del cereal y la situación derivada de la lengua azul nos presentan un panorama un tanto sombrío.

Portada del Boletín nº 144Puede descargarse la revista en PDF (16 MB).