Ya hemos rebasado la barrera del siglo XXI y la Raza Retinta se presenta como la raza para este centenario. A pesar de estar luchando contra diferentes factores negativos, como la globalización de la economía (mayor competencia procedente de países de economía emergente) y hábitos sociales y de salud alimentaria poco saludables, la Raza Retinta, sigue creciendo y demostrando que manteniendo una crianza natural, mucha más saludable que la de las carnes que proceden de «fábricas de carne», la sensibilización y demanda hacia los productos engendrados de forma natural es imparable.

Portada del Boletín nº 134Por otro lado, para seguir mejorando la comercialización de este producto, se crea la S.A.T Carne de Retinto, quien se encarga de controlar la calidad de nuestros terneros y la fabricación de los piensos. Todo ello, para seguir mejorando y conseguir la homogeneidad de los prudctos ofertados.

En el tercer punto, se añaden exquisitas recetas, en las que el principal ingrediente lo compone nuestra Carne de Retinto.

Y por último, se trata el Conare 2000, Concurso Nacional Morfológico de la Raza Retinta Conare -2000-, importante botón de muestra para analizar y valorar la evolución y mejora de cualquier raza ganadera.